Hace unos cuantos meses, publicamos en un post todo lo que deberíamos saber sobre el Ransomware. Pues ahora que vuelve a estar a la orden del día, os contamos más cosas sobre este tipo de malware.

El Ransomware no es más  que el “secuestro” virtual de información confidencial y/o privada de tu dispositivo por parte de un tercero. Lo que ese individuo quiere es una cantidad de dinero a cambio de devolverte la información robada.

Pues bien, a pesar de la importancia que se transmite desde diferentes compañías e Instituciones, sobre la Ciberseguridad, tener protegidos los diferentes dispositivos y sistemas frente a cualquier tipo de ataque, las empresas siguen sin comprender la importancia de estas pequeñas acciones que pueden evitarte más de un dolor de cabeza.

Los ransomware más populares en lo que van de año

Wanna cry: Ransomware que afectó a más de 200.000 equipos en el mundo. Afectó a compañías de Europa, Asia y USA. En Europa se hizo notar en países como España o Inglaterra, son de se cayó la red de toda la sanidad pública inglesa. Este incidente provocó un caos que conllevó parar operaciones y otro tipo de procedimientos médicos que se podían ver comprometidos tras este ataque.

Así mismo, también afectó indirectamente a compañías que utilizan los servicios de las que fueron atacadas.

Petya: Uno de los ransmoware más complejos. Este tipo de ransomware puede entrar en una organización de  a través de emails de phising o en documentos adjuntos tipo Excel. Una vez dentro intenta expandirse lo más rápido posible.

Goldeneye: Ransomware que afectó principalmente a el Banco Nacional de Ucrania, a la compañía estatal de energía y el aeropuerto más grande del mencionado país. Lo que hace único a este tipo de ransomware es que no solo encripta archivos, también encripta sistemas informáticos enteros

Crysis: Este tipo de ransomware se hizo famoso en 2016.  A diferencia de otro tipo de ransomware , éste detecta directorios importantes y cifra los archivos que han sido modificados.

Pasos a seguir para prevenir el Ransomware

  1. No descargar archivos adjuntos de procedencia desconocida y/o que nos puedan parecer sospechosos.
  2. No acceder a sitios web no autorizados.
  3. Educar a los trabajadores de la empresa para prevenir posible problemas de este tipo.
  4. Realizar copias de seguridad cada x tiempo para que en caso de ser atacados, podamos tener un back up, de todas la información.

Pero…¿Y si ya eres víctima del Ransomware?

Si has llegado hasta ese punto, estos son los pasos a seguir:

  1. Avisar inmediatamente a la persona responsable del IT de la compañía. Para ver que procedimiento se ha de seguir.
  2. No tocar el dispositivo infectado.
  3. Por supuesto, no pagar el rescate.