AGU aísla las sesiones de navegación de los empleados, tanto si se conectan dentro como fuera de la empresa, para que las amenazas presentes en la web no puedan introducirse en sus dispositivos y mantengan asegurados los sistemas internos de la organización.