AGS blinda las aplicaciones web de tu empresa que son ejecutadas por cualquier usuario externo, aislándolas de cualquier amenaza presente en su dispositivo y protegiéndolas de sus propias vulnerabilidades