Por supuesto, a través de la consola de administración centralizada se pueden establecer políticas personalizadas como: filtro de caracteres y sentencias, habilitación de descargas, subidas o impresión desde la máquina cliente, permisos de copiado y pegado, etc.