Se pueden remotizar tanto sistemas operativos como aplicaciones individuales. De esta manera, se le puede ofrecer a cada usuario lo que de verdad necesite sin tener que pagar licencias de sistemas que no se usen.