Podríamos definir el espionaje industrial como la obtención (por medios ilegales y/o poco morales) de información sobre una determinada empresa y/o producto o prototipo. A pesar de que pueda parecernos un concepto nuevo, tenemos que remontarnos muchos años atrás para encontrar los primeros casos.

No obstante, es ahora cuando mayor protagonismo está adquiriendo. Esto es debido, en gran parte, a la cada vez mayor competencia entre empresas. Cada vez es más común que las empresas intenten plagiarse entre sí, imitarse o incluso espiarse. Es tal el volumen de casos que en algunos países hay incluso más espías industriales que políticos.

El gran recelo por parte de las empresas a denunciar y hacer públicos estos casos hace que sólo una minoría salga a la luz. Ser víctima de un caso de espionaje industrial puede suponer la pérdida de reputación o daño de imagen, además de una gran ventaja a sus competidores. Todo esto lleva a muchas empresas a pagar grandes sumas de dinero por mantener los casos en secreto.

60

Mil millones de dólares es el coste anual del espionaje industrial según el CSIS

¿Cuál es el objetivo del espionaje industrial?

Los motivos por los que se lleva a cabo el espionaje industrial son muchos y muy variados. Hoy vamos a hablar de tres de ellos:

    • Robo de diseños o procedimientos. El espionaje industrial evita tener que realizar tareas de ingeniería inversa y permite a las empresas adelantarse a sus principales competidores y sacar los productos de éstos incluso antes que ellos mismos y a un precio más bajo.
    • Robo de prototipos o determinada tecnología de una empresa competidora, con el objetivo de mejorar el producto de ésta, copiarlo o frustrar su lanzamiento.
    • Robo de información confidencial de la empresa. Con el objetivo de dañar su reputación o revender información confidencial de ésta o de sus clientes.

Algunos de los sectores más afectados por el espionaje industrial son el automovilístico, el aeroespacial, el químico o el farmacéutico. No obstante, es importante destacar que ningún sector está a salvo. Prueba de ello son los casos que de vez en cuando vemos copando los titulares de los periódicos.

¿Cómo se lleva a cabo el espionaje industrial?

Algunos de los métodos más comúnmente utilizados por los hackers son:

    • Ataques a sistemas informáticos
    • Ciber espionaje de las comunicaciones
    • Filtraciones por parte del personal de la empresa

¿Cuál es el perfil del atacante?

El atacante puede responder a diferentes perfiles:

    • Empleados desleales. En la mayoría de los casos el espionaje industrial tiene su origen en filtraciones provenientes de personas vinculadas con la empresa. La lealtad de los empleados es cada vez menor y resulta más fácil sobornales o encontrar con qué convencerlos para que traicionen a su empresa.
    • Espías profesionales. Hay auténticas agencias o grupos de profesionales organizados dedicados a ello.
    • Espionaje internacional. Aquí tenemos casos muy conocidos como el del avión Concorde o el de la empresa Merck´s

¿Pasaría lo mismo con la tecnología de aislamiento RITech?

Algunas de las funcionalidades de RITech como por ejemplo el control de portapapeles de navegación o el bloqueo de descargas, por nombra un par, pueden ayudar a las organizaciones a protegerse frente al ciber espionaje industrial y ahorrarse grandes sumas de dinero. Si quiere descubrir todo lo que nuestra tecnología puede hacer por su negocio contáctenos.

Síganos en Twitter y LinkedIn para estar al tanto de las últimas actualizaciones. ¡Recuerde que puede subscribirse a nuestro blog!