Seguro que has escuchado esta palabra más de una vez en lo que a términos informáticos y de las nuevas tecnologías se refiere.

Pero ¿Qué es realmente  cloud? ¿Cómo funciona? ¿Dónde se almacena toda esa información que “depositamos” ahí? ¿Qué riesgos existen?

Empezaremos por lo más sencillo. ¿Qué es cloud o servicios en la nube?

Pues bien cloud o servicios en la nube  no es más que una manera de almacenar datos, como documentos, fotos, presentaciones… en definitiva todo aquello que quieras mantener pero que no cabe almacenado en tu dispositivo físico, se almacena en una máquina virtual a la que se denomina cloud o servicio en nube.

Permitiendo  de este modo, servicios informáticos a través de una red determinada, que en muchos casos es Internet.

Tipos de cloud

Existen diferentes  tres tipos de cloud. Cada uno de ellos responde al uso que se le quiera dar y cubre unas necesidades específicas. Por ello a la hora de elegor debemos siempre de analizar cual es el que mejor se adapta a las necesidades a cubir.

Tipos de cloud

Existen diferentes tipos de cloud, según el uso que se le quiera dar, será mejor decantarse por uno u otro.

Estos tipos son:

Cloud Privada: De acceso exclusivos para una empresa, organización o una serie de individuos.

Cloud Pública: De acceso a cualquier persona que lo desee. Sin restricciones

Cloud Híbrida: Se trata de una mezcla de las dos anteriormente mencionadas.

¿Entonces qué cloud es mejor?

Realmente todo depende de las necesidad  y la utilidad que se le vaya a dar. Así como también  del tipo de información que se  quiera guardar y de si, entre las opciones, se quiere compartir con más gente o no.